La pasarela Saint-Laurent está cerrada debido a los fuertes vientos.