• Mi MuCEM
    Ya está registrado
    Enter your MuCEM - Musée des civilisations de l'Europe et de la Méditerranée username.
    Enter the password that accompanies your username.
    To prevent automated spam submissions leave this field empty.
    Registrarse
    Regístrate en Mi MuCEM tantos beneficios.
    Stay
-A +A

Centro de Conservación y Recursos

Las bambalinas del museo

El MuCEM dispone además de un Centro de Conservación y Recursos (CCR), ubicado en el polígono de la Belle de Mai, cerca de la estación de San Carlos. Este edificio de 13 000 m², de los cuales 8000 m² se destinan a fondos, acoge el conjunto de las colecciones que conserva el MuCEM, es decir, cerca de 250 000 objetos, 130 000 cuadros, estampas y dibujos, 450 000 fotografías, cerca de 100 000 obras y periódicos, así como archivos en formato escrito, sonoro y audiovisual.

 

Estas colecciones, heredadas del Museo Nacional de Arte y Tradiciones Populares y del Museo del Hombre (con unos fondos de más de 30 000 objetos) y enriquecidas desde el año 2000 con cerca de 20 000 objetos procedentes de todo el arco mediterráneo, se almacenan siguiendo un estricto respeto por las normas de conservación preventiva en este edificio concebido para garantizar su seguridad y conservación.

El CCR es el lugar donde se llevará a cabo el estudio de las colecciones y de los fondos, primeramente mediante la labor de los equipos científicos del MuCEM y, seguidamente, por el grupo de investigadores, estudiantes o público en general que gozarán de un espacio de consulta documental (330 m²).

Asimismo, el centro acoge las actividades de restauración de las colecciones (con diversos talleres que pueden recibir a restauradores externos) y a él llegan todas las obras nuevas que adquiere el museo.

 

Además de estas actividades ligadas a la conservación y a la ampliación de los fondos, el CCR lleva a cabo actividades de difusión. De hecho, se puede consultar in situ la totalidad de las colecciones (objetos y fondos documentales). Existe una pequeña sala de exposiciones temporales (100 m²) que permite dar «carta blanca» a los comisarios externos para disfrutar de una visión inédita de las colecciones. Se ha concebido un espacio especial bajo solicitud para eventos de cara al público (950 m²). Finalmente, el centro permite desarrollar una política de colaboraciones con los fondos de otros museos, en Francia y en el extranjero, dado que el MuCEM es un importante museo en términos de préstamos en el panorama patrimonial francés.

 


 

Proyecto arquitectónico

 

La construcción del edificio, con una superficie de 13 000 m², se terminó en agosto de 2012. Está ubicado sobre unos antiguos terrenos militares (cuartel de Muy) y cuenta con una superficie que supera la hectárea, de manera que posteriormente se pueda estudiar, si es necesario, una ampliación de la zona dedicada a los fondos.

 

La arquitecta Corinne Vezzoni, en colaboración con André Jollivet (de la agencia AURA), ganó el concurso de arquitectura, cuya realización fue objeto de una colaboración público-privada del grupo Icade.

 

El edificio con los fondos del MuCEM se ubica en los terrenos de manera radical y compacta, en consonancia con las edificaciones industriales próximas.
El CCR se presenta como un enorme monolito de hormigón rugoso. Corinne Vezzoni se inspiró en la obra del escultor español Eduardo Chillida. El caparazón de hormigón, rugoso e irregular (vertido in situ y teñido en la masa), se talla y se recorta para dejar apreciar, en el grosor del edificio, la luminosidad de un hormigón blanco que refleja la luz.

 

En torno a esas oquedades, se va desarrollando un universo interior que permite que las diferentes oficinas se bañen en una relajante atmósfera con vistas al parque y protegidas de los ruidos de la ciudad.

 

Las colecciones se reparten entre los más de 8000 m² de los fondos modernos, en tres niveles, respetando las normas de conservación preventiva (temperatura e higrometría). Estos fondos se dividen en módulos donde se organizan y conservan las colecciones dependiendo de su tamaño, volumen, material y según unas condiciones climáticas específicas para algunos de ellos. Existen cuatro pequeñas zonas de los fondos denominadas de «baja temperatura», donde se guardarán los objetos más delicados.

 

Estas zonas están sometidas a importantes limitaciones en términos de paso y de instalaciones de redes y fluidos. Limitaciones que se acentúan debido al aspecto arquitectónico del proyecto, que consiste en hacer visibles en la fachada y en el techo todos los detalles y rejillas.

Compartir
 

Corinne Vezzoni, nacida en Arles el 21 de mayo de 1964, es una arquitecta marsellesa (Escuela de Arquitectura de Marsella...