• Mi MuCEM
    Ya está registrado
    Enter your MuCEM - Musée des civilisations de l'Europe et de la Méditerranée username.
    Enter the password that accompanies your username.
    To prevent automated spam submissions leave this field empty.
    Registrarse
    Regístrate en Mi MuCEM tantos beneficios.
    Stay
-A +A

Un museo para Europa y el Mediterráneo

El MuCEM, por su propia ubicación de cara al mar, es un gran proyecto para el Mediterráneo, cuyo paisaje ofrece ahora una nueva imagen y se convierte en un punto de encuentro entre ambas orillas. Nunca antes se había dedicado un museo a las culturas del Mediterráneo, aun siendo tan prolíficas desde el punto de vista de la Historia y las Civilizaciones.

 

Marsella acoge ahora un museo que es fiel reflejo de la propia ciudad: ubicado frente al mar, junto a la orilla septentrional del Mediterráneo y abierto a nuevas ideas. Más que un museo, el MuCEM es una ciudad de la cultura que se sustenta en los cimientos que forman todas las disciplinas de las ciencias humanas y que reúne las expresiones artísticas de ambas orillas del Mediterráneo. Más aún, es una nueva forma de comprender el Mediterráneo; como un espacio de apertura y de participación, de entender una historia en común, de percibir el diálogo entre las civilizaciones, de explicar las posturas tomadas, de entender, con la suficiente perspectiva, los fenómenos contemporáneos y de dar forma a un nuevo espacio abierto al público.

 


 

Una nueva mirada sobre las culturas del Mediterráneo

 

El MuCEM se interesa, principalmente, por las culturas del Mediterráneo desde un punto de vista comparativo y multidisciplinar en el que Europa y los otros continentes que se asoman a este mar ocuparán un puesto destacado.

 

Pretende sacar partido de la «cultura mundial» que caracteriza a la cuenca mediterránea para entender su influencia más allá de la realidad geográfica: el carácter latino, unido al cristianismo, que llega hasta las Américas; el mundo musulmán, que se extiende desde la punta sahariana de África hasta los confines de Indonesia, pasando por Oriente Próximo; la cultura judía, que se dispersa por todos los continentes y el mundo ortodoxo, con su origen en Grecia y en la Europa eslava del sur, que penetra hasta Siberia.

 

El MuCEM es la metamorfosis de un gran museo consagrado a la sociedad ―el Museo de las Artes y las Tradiciones Populares, inaugurado en 1937―, cuyos orígenes se remontan a 1884, con la apertura de una «sala» de Francia en el Museo Etnográfico del Trocadero de París. La etnografía fue, por tanto, la disciplina en la que se basó su fundación. En la actualidad, ese marco disciplinar del museo se ha ampliado a todo el conjunto de las ciencias humanas: antropología, política, sociología, historia, arqueología e historia del arte se entrelazan y fusionan sus metodologías y enfoques.

 

La evolución de la colección del museo y de sus modos de presentación, así como su programa de exposiciones, debates, imágenes y espectáculos son fiel reflejo de esta ampliación de los ámbitos geográficos, históricos y disciplinares.

 

Al adentrarse en la Galería del Mediterráneo, en la primera planta del edificio del J4, el público asistirá, en un espacio de 1600 m², a una presentación de las principales etapas de la historia de las civilizaciones de la cuenca mediterránea.

 

Las colecciones del MuCEM, al igual que las de los principales museos de Francia y del extranjero, estarán disponibles de cara a futuras colaboraciones. Esta presentación pretende dar a conocer, progresivamente, las numerosas facetas de la historia del Mediterráneo, sus paisajes, sus ciudades y orillas, para así llegar a comprender mejor algunas de las realidades del mundo contemporáneo: la relación con el medioambiente, los derechos humanos y la relación con los demás.

 

Asimismo, el museo organiza exposiciones temporales, coloquios, proyecciones de películas de ficción o documentales y celebra espectáculos sobre los principales temas de actualidad de la cuenca mediterránea. Se trata de crear una auténtica ciudad de la cultura abierta a los grandes debates y, especialmente, a los siguientes temas:

 

  • El pasado, a través de las relaciones del mundo mediterráneo y el conjunto de Europa y, en particular, la herencia colonial. Existen numerosos puntos de confluencia que movilizan a grupos y a comunidades enteras en torno a conflictos del pasado cuyo eco resuena todavía en el presente.

 

  • Las cuestiones del día a día y la pertenencia a una cultura en relación con la herencia del pasado y con sus formas en el presente. Se trata de observar, por ejemplo, la forma de alimentarse, la dieta ligada o no a una determinada religión; la forma de vestirse o de vivir; la relación entre lo púdico y lo impúdico o incluso sobre la controversia que existe sobre el uso del velo o del burka.

 

  • Las cuestiones artísticas e intelectuales, porque el panorama mediterráneo actual refleja la vitalidad de las sociedades que allí viven. El ámbito de las imágenes, fijas o animadas, las nuevas escrituras plásticas, musicales y literarias afectan de cerca a un museo de las civilizaciones en consonancia con el «ritmo del mundo».

 

Finalmente, las transformaciones sociales, políticas y religiosas en el Mediterráneo sitúan de nuevo a este territorio en el centro de atención del mundo. Mientras que la sociedad civil y los actores culturales se hallan en movimiento, el MuCEM se reafirma como reflejo de la actualidad.

 

El Mediterráneo tiene ahora una sede: el MuCEM.

 


 

El MuCEM, cuya realidad ha sido posible gracias a la colaboración institucional: el Estado, el ayuntamiento de Marsella, el departamento de Bocas del Ródano y la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, representa el primer y auténtico traslado de un museo nacional a una gran capital regional. Las colecciones, formadas por cerca de un millón de obras, objetos y documentos, se han llevado íntegramente a Marsella.

Compartir